Estatutos


Las funciones fundamentales de los estatutos del Casino de Arona, entre otras, son las siguientes:

  • Regular el funcionamiento de la entidad frente a terceros ( por ejemplo, normas para la toma de decisiones, representantes, etc ).
  • Regular los derechos y obligaciones de los miembros y las relaciones entre estos.
CAPITULO I.- DE LA  ASOCIACIÓN EN GENERAL
Artículo 1.- Denominación

De conformidad con el artículo 22 de la Constitución Española se constituye la entidad, no lucrativa, denominada Asociación "Eugenio Dominguez Afonso", constituida con fecha dos de Febrero de 1968, habiendo tomado dicho nombre por haber donado el solar para la construcción de las instalaciones los herederos del difunto don Eugenio Dominguez Afonso y con posterioridad don Juan José Alayón Beltrán. Y con fecha 18 de Marzo de 2009, se procede a aprobar los Estatutos de la Asociación que ha sido Refundada para adaptarla a la Ley de Asociaciones; dotada de personalidad jurídica propia y capacidad de obrar y que se regirá por la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de Marzo, reguladora del Derecho de Asociación, la Ley 4/2003, de 28 de Febrero, de Asociaciones de Canarias, el Decreto 12/2007, 5 de Febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Asociaciones de Canarias, demás disposiciones complementarias y por los presentes estatutos.

Artículo 2.- Fines
Los fines de la Asociación serán los siguientes:
La Asociación "Eugenio Domínguez Alfonso", es de carácter Municipal y tiene por objeto proporcionar a los asociados que la integran, un domicilio que les sirva de centro de reunión, en la que puedan encontrar las distracciones y recreo, así como toda clase de manifestaciones culturales y artísticas. Serán por tanto los fines de la Asociación: RECREATIVO_CULTURALES, ARTÍSTICOS, DEPORTIVOS y LITERARIOS, ajenos a toda vinculación ideológica política o religiosa. Por lo que, La Asociación se propondrá como fines, meramente enunciativos, los siguientes:
  1. Programar las acciones necesarias para conseguir los fines de la Asociación anteriormente expuestos.
  2. Defender los derechos e intereses de la Asociación ante terceros anteponiendo la necesidad de los miembros afiliados.
  Artículo 3.- Actividades

Para el cumplimiento de sus fines la Asociación organizará las siguientes actividades:
Actividades culturales, actividades de recreo, actividades formativas, actividades deportivas, como teatros, conciertos de música, exposiciones, presentaciones de libros, conferencias, talleres diversos, bailes y fiestas para adultos, juegos de mesa, hermanamientos con asociaciones, actividades infantiles, senderismo y excursiones, cursos (baile de salón, baile canario, cuerda, informática, idiomas, manualidades, corte y confección) y todas aquellas que tengan que ver con los fines de la Asociación.

Artículo 4.- Domicilio

La Asociación tendrá el domicilio social en la calle El Calvario, número seis, del término municipal de Arona, código postal 38640, su variación será comunicada al Registro de Asociaciones a efectos de publicidad.

Artículo 5.- Ámbito territorial y duración
La Asociación tendrá como ámbito territorial de actuación Municipal. La duración será por tiempo indefinido. El acuerdo de disolución se adoptará conforme a lo indicado en los presentes estatutos. 

CAPITULO II.- DE LOS ÓRGANOS DE DIRECTIVOS Y FORMAS DE ADMINISTRACIÓN

Artículo 6.- Son órganos de la Asociación

1. La Asamblea General
2.La Junta Directiva

DE LAS ASAMBLEAS GENERALES

Artículo 7.- Carácter y composición de la Asamblea General

La Asamblea General es el órgano supremo de la Asociación, integrada por todos los asociados, que adoptará sus acuerdos por el principio mayoritario.

Deberá ser convocada al menos en sesión ordinaria una vez al año, dentro del primer trimestre anual, para examinar y aprobar la liquidación anual de cuentas y el presupuesto, y en sesión extraordinaria cuando así lo acuerde la Junta Directiva y cuando lo soliciten un número de asociados no inferior a VEINTICINCO; sin perjuicio de los supuestos de disolución establecidos en el artículo 31 de la Ley 4/2003, de 28 de Febrero.

En el supuesto de que la convocatoria se efectúe a iniciativa de los asociados, la reunión deberá celebrarse en el plazo de treinta días naturales desde la presentación de la solicitud.

Artículo 8.- Convocatorias y orden del día
Las Asambleas Generales serán convocadas por el Presidente, haciendo expresa indicación del orden del día establecido por la Junta Directiva o por los asociados que hayan solicitado la convocatoria.

En ambos casos, se incluirán en el orden del día aquellos asuntos que propongan los asociados, cuando así lo soliciten en un número no inferior a veinticinco.

Artículo 9.- Constitución
Las Asambleas Generales, tanto ordinarias como extraordinarias, quedarán válidamente constituidas, en primera cuando concurran a ella, presentes o representados, un tercio de los asociados y en la segunda convocatoria cualquiera que sea el número de asociados concurrente.

Los asociados podrán conferir, con carácter especial para cada reunión, su representación a otro asociado, mediante escrito dirigido a la Presidencia.

Entre la convocatoria y el día señalado para la celebración de La Asamblea General en primera convocatoria, habrá de mediar al menos 15 días, pudiendo así mismo hacerse constar la fecha en la que, si procediera, se reunirá la Asamblea General en segunda convocatoria, sin que entre una y otra reunión pueda mediar un plazo inferior a media hora.

Artículo 10.- Adopción de acuerdos
Los acuerdos de La Asamblea General se adoptarán por mayoría simple de los asociados presentes o representados, cuando los votos afirmativos superen a los negativos. Requerirán mayoría cualificada de los asociados presentes o representados, que resultará cuando los votos afirmativos superen la mitad, los acuerdos relativos a la disolución de la entidad, modificación de los Estatutos, disposición o enajenación de bienes, la adopción de una cuestión de confianza a La Junta Directiva y remuneración de los miembros de La Junta Directiva.

Artículo 11.- Funciones de la Asamblea General
Corresponde a la Asamblea General, deliberar y tomar acuerdos sobre los siguientes asuntos:
  1. Examinar y aprobar el Plan General de actuación y la Memoria anual que le presente La Junta Directiva.
  2. Aprobar el Presupuesto anual de gastos e ingresos del siguiente año y el estado de cuentas del ejercicio anterior.
  3. Decidir sobre la disposición o enajenaciónde bienes.
  4. Elejir y separar a los miembros de La Junta Directiva.
  5. Solicitar la declaración de utilidad pública o interés público.
  6. Acordar la unión de Federaciones o Confederaciones, así como la separación de las mismas.
  7. Controlar la actividad de La Junta Directiva y aprobar su gestión.
  8. Modificar los estatutos.
  9. Acordar la disolución de la Asociación.
  10. Designar la Comisión Liquidadora.
  11. Acordar la remuneración de los miembros de La Junta Directiva, en su caso.
  12. Ratificar las altas acordadas por La Junta Directiva y conocer las bajas voluntarias de los asociados.
  13. Resolver, en última instancia, los expedientes relativos a sanción y separación de los asociados, tramitados conforme al procedimiento disciplinario establecido en los presentes Estatutos.
  14. Otras que le sean de su competencia en atención a la normativa aplicable.

Artículo 12.- Certificación de acuerdos
En las Asambleas Generales actuarán como Presidente y Secretario quienes lo sean de La Junta Directiva, siendo estas las personas encargadas de certificar los acuerdos adoptados por las Asambleas.

DE LA JUNTA DIRCTIVA
Artículo 13.- Definición de la Junta Directiva
La Junta Directiva es el órgano de representación que gestiona y representa los intereses de la Asociación, de acuerdo con las disposiciones y directivas de La Asamblea General. Sólo podrán formar parte del órgano de representación los asociados.

Artículo 14.- Miembros de la Junta Directiva
Serán requisitos indispensables para ser miembros de la Junta Directiva:
  1. Ser mayor de edad
  2. Estar en pleno uso de los derechos civiles
  3. No estar incurso en los motivos de incopatibilidad establecidos en la legislación vigente.
Artículo 15.- Convocatorias, ordén del día y constitución

Las reuniones de la Junta Directiva se celebrarán previa convocatoria del Presidente con siete días de antelación acompañada del orden del día consignando lugar, fecha y hora.

Se reunirá por lo menos una vez cada dos meses y siempre que lo estime necesario el Presidente o lo soliciten la mayoría de los miembros.

Para su válida constitución será precisa la asistencia de al menos, un tercio de sus componentes, presentes o representados; los acuerdos se adoptarán por la mayoría simple de los miembros presentes o representados, salvo aquellos relativos a sanción o separación de los asociados, en los cuales se precisará mayoría cualificada de los miembros presentes o representados.

La representación sólo podrá conferirse a otro miembro de la Junta Directiva con carácter especial para cada reunión y mediante carta dirigida al Presidente.

Artículo 16.- Composición, duración y vacantes

La Junta Directiva estará integrada por un Presidente, un Vicepresidente, un Secretario, un Tesorero y un máximo de 9 Vocales.

Dichos cargos, serán voluntarios, tendrán una duración de dos años, pudiendo ser reelegidos.

Los miembros de la Junta Directiva comenzarán a ejercer sus funciones una vez aceptado el mandato para el que hayan sido designados por La Asamblea General.

Las vacantes que se produzcan en la Junta Directiva, antes de terminar su periodo de mandato, serán cubiertas por los asociados que designe la propia Junta Directiva, dando cuenta de las sustituciones en la Primera Asamblea General que se celebre, debiendo ratificarsedicho acuerdo por la Asamblea; en caso contrario, se procederá a la elección del asociado que debe cubrir la vacante en la misma sesión de la Asamblea.

Artículo 17.- Causas de cese

Los miembros de la Junta Directiva podrán ser separados de sus cargos por los siguientes motivos:
  1. Por renuncia voluntaria
  2. Por muerte o declaración de fallecimiento, enfermedad o cualquier otra causa que le impida el ejercicio de sus funciones.
  3. por pérdida de la cualidad de asociado.
  4. Por incapacidad, inhabilitación o incompatibilidad de acuerdo con la legislación vigente.
  5. Por el transcurso del periodo de su mandato.
  6. Por separación acordada por la Asamblea General.
  7. La comisión de una infracción muy grave, conforme al artículo 40 de los presentes estatutos.
La Junta Directiva dará cuenta a la Asamblea General de la separación de sus miembros, debiendo ratificarse por la Asamblea cuando el acuerdo de separación haya sido adoptado por el motivo expresado en el número 7.

Artículo 18.- Atribuciones de la Junta Directiva

Las facultades de la Junta Directiva se extenderán, con carácter general, a todos los actos propios de las finalidades de la asociación, siempre que no requieran, conforme a los presentes Estatutos, autorización expresa de la Asamblea General. En particular son facultades de la Junta Directiva: 

1. Velar por el cumplimiento de los Estatutos y ejecutar los acuerdos tomados en las Asambleas Generales.               2. Confeccionar las Memorias, cuentas, inventarios, balances y presupuestos de la Asociación.                                      3. Elaborar el borrador del Reglamento de Régimen Interior.                                                                                                  4. Acordar la celebración de actividades.                                                                                                                                       5. Tener a disposición de los asociados el Libro de Registro de Asociados.                                                                            6. Tener a disposición de los asociados los libros de Actas y de Contabilidad, así como la documentación de la entidad.                                                                                                                                                                                                  7. Recaudar la cuota de los asociados y administrar los fondos sociales.                                                                                8. Instruir los expedientes relativos a la sanción y separación de los asociados y adoptar, de forma cautelar, la resolución que proceda de los mismos, hasta su resolución definitiva por la Asamblea General.                                                                                                                                                                                                                                           Artículo 19.- Funciones del Presidente                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 Serán atribuciones del Presidente:   
1. Ostentar la representación legal de la Asociación.                                                                                                        2. Convocar y presidir las reuniones de la Junta Directiva y de la Asamblea General de acuerdo con lo establecido en los presentes Estatutos.                                                                                                                                  3. Velar por el cumplimiento de los fines sociales.                                                                                                              4. Autorizar con su firma las actas, certificaciones y demás documentos de la Asociación.                                     5. Solicitar, percibir o hacer efectivas las ayudas, subvenciones o patrocinios que por cualquier concepto provengan de organismos públicos o entidades privadas.                                                                                                6. Y cuantas facultades se le confieran, no expresamente asignadas a otros órganos.    
 Artículo 20.- Funciones del Vicepresidente                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Serán facultades del Vicepresidente sustituir al Presidente en caso de ausencia o enfermedad asumiendo sus funciones, con carácter provisional, cuando el titular cesare en el cargo, y las que le delegue el Presidente o la Asamblea General.                                                                                                                                                                                 Artículo 21.- Funciones del Secretario                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Corresponderá al Secretario:                                                                                                                                                                                                                                                                                                           1. Redactar y certificar las actas de las sesiones de las Asambleas Generales y de la Junta Directiva.                 2. Llevar el libro del Registro de Asociados, consignando en ellos la fecha de su ingreso y las bajas que hubieren.                                                                                                                                                                                      3. Recibir y tramitar las solicitudes de ingreso.                                                                                                                   4. Llevar una relación del inventario de la Asociación.                                                                                                      5. Tener bajo su custodia los documentos y archivos de la Asociación.                                                                         6. Expedir certificaciones.                                                                                                                                                        7. Ejercer las funciones de jefe Administrativo y del Personal.                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Artículo 22.- Funciones del Tesorero                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Son facultades del Tesorero:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           1. Tendrá a su cargo los fondos pertenecientes a la Asociación.                                                                                       2. Elaborar los presupuestos, balances e inventarios de la Asociación.                                                                          3. Firmará los recibos, cobrará las cuotas de los asociados y efectuará todos los cobros y pagos.                           4. Llevar y custodiar los Libros de Contabilidad.                                                                                                                5. Realizará los estados de cuentas, liquidaciones y balances e informará a la Junta Directiva y a la Asamblea de la situación económica.                                                                                                                                                        6. Informará, fidedignamente y en todo momento, de la situación económica de la Asociación a cualquier miembro que lo solicite conforme a lo señalado en estos estatutos.                                                                                   
Artículo 23.- Funciones de los Vocales 
Los vocales desempeñarán, las funciones que les confiera La Junta Directiva. Los Vocales tendrán las obligaciones propias de su cargo como miembros de La Junta Directiva, y así como las que nazcan de las delegaciones o comisiones de trabajo que la Propia Junta les encomiende.                                                                 Cada vocal será responsable de las diversas comisiones que sean creadas por la Junta Directiva, tales como festejos, deportes, cultura, juventud, intercambios, juegos, etc., coordinando todas aquellas actividades necesarias para el buen desarrollo del programa.    
                                                                                                                                                                                                                     RÉGIMEN ELECTORAL Y CUESTIÓN DE CONFIANZA                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Artículo 24.- Elección de la Junta Directiva                                                                                                                                                                                                                                                                                       Los cargos directivos serán elegidos entre los asociados mediante sufragio libre, directo y secreto.                                                                                                                                                                                                                               Procederá la convocatoria de elecciones en los siguientes casos:                                                                                   1. Por expiración del mandato.                                                                                                                                               2. En caso de prosperar cuestión de confianza acordada en Asamblea general extraordinaria.                               3. En caso de cese de la mayoría de los miembros de la Junta Directiva.                                                                                                                                                                                                                                                                                         Artículo 25.- Junta Electoral y Calendario                                                                                                                                                                                                                                                                                                         Concluido el mandato de La Junta Directiva o aprobada una cuestión de confianza, en el plazo de 30 días se convocarán elecciones y se constituirá la Junta Electoral, que estará formada por dos asociados que, voluntariamente se presten para esta función, dichos asociados no podrán formar parte de alguna de las candidaturas presentadas, caso de no presentarse voluntarios formarán la citada Junta, los asociados de mayor edad.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         Corresponde a la Junta Electoral:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   1. Organizar las elecciones, resolviendo sobre cualquier asunto que atañe a su desarrollo.                             2. Aprobar definitivamente el censo electoral.                                                                                                                     3. Resolver las impugnaciones que se presenten en relación al proceso electoral.                                                                                                                                                                                                                                                                 Artículo 26.- Calendario Electoral                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   El plazo entre la convocatoria de elecciones y la celebración de las mismas no sobrepasará los treinta días hábiles, siendo los cinco primeros de exposición de lista de los asociados con derecho a voto. Los tres días siguientes para resolver las impugnaciones al censo y su aprobación definitiva. Los doce días siguientes para presentación de candidaturas y los cinco días siguientes para resolver sobre la validez de las mismas y su proclamación definitiva.  Si no se presenta candidatura alguna, se convocarán nuevamente elecciones en el plazo máximo de quince días desde el momento de cierre del plazo de presentación de aquéllas.                                                                                                                                                                                                                                                 Artículo 27.- Cuestión de confianza  
 La cuestión de confianza La Junta Directiva deberá ser tratada por la Asamblea general, siempre que hubiese sido solicitada, mediante escrito razonado, como mínimo, por un tercio de los miembros asociados. Será precisa para la adopción de una cuestión de confianza que la misma sea adoptada por la mayoría cualificada de los asociados, presentes o representados, en Asamblea general. Caso de prosperar, La Junta Directiva censurada continuará en sus funciones hasta que tome posesión la nueva Junta que resulte proclamada definitivamente en las elecciones.                                                                                                                                                                                                                                                                                    
  CAPITULO III.- DE LOS ASOCIADOS. PROCEDIMIENTO DE ADMISIÓN Y PÉRDIDA DE LA CUALIDAD DE ASOCIADO.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Artículo 28.- Asociados                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    Podrán ser miembros de la Asociación:                                                                                                                                                                                                                                                               1. Las personas físicas, con capacidad de obrar, no sujetas a ninguna condición legal para el ejercicio del derecho de asociación.                                                                                                                                                              2. Los menores no emancipados de más de catorce años con el consentimiento, documentalmente acreditado, de las personas que deban suplir su capacidad.                                                                                             3. Las personas jurídicas.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Artículo 29.- Procedimiento de Admisión                                                                                                                                                                                                                                                                                                 Para ingresar como asociado se requiere, solicitarlo por escrito y de forma expresa a La Junta Directiva manifestando su voluntad de contribuir al logro de los fines asociativos. Junto con dicha solicitud, deberá aportar los datos personales y de su familia para la base de datos, así como dos fotografías tamaño carnet.                                                                                                                                                                                                               La Junta Directiva analizará la solicitud, y someterá su admisión a votación, siendo suficiente para su aprobación la mitad más uno de los votos favorables de los asociados presentes en la reunión convocada al efecto. Las solicitudes no admitidas serán devueltas a los interesados.                                                                         El Presidente o el Secretario deberán entregar al interesado constancia escrita de su solicitud e incluirá en el orden del día de la próxima reunión de la Asamblea General la relación de todas las solicitudes presentadas, correspondiendo a la Asamblea ratificar la admisión de los asociados.                                                                         Podrán pertenecer a la Asociación aquellas personas con capacidad de obrar que tengan interés en el desarrollo de los fines de la Asociación.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Verificada la admisión de los nuevos asociados, y una vez pagada la cuota de admisión o entrada, se le inscribirá en el Libro de Registro correspondiente. Asimismo, una vez cumplidos los trámites reglamentarios, se expedirá el correspondiente título de su participación, así como la tarjeta identificativa de asociado, la cual podrá ser exigida su exhibición, tanto por los miembros de La Junta Directiva, como por el Conserje de la Asociación, pudiendo negársele el acceso al que no cumpliera este requisito.                                                                                                                                                                                                                                           Todo aspirante a asociado, sin excepción alguna, habrá de satisfacer inexcusablemente la correspondiente cuota de entrada, para que se le pueda reconocer todos sus derechos. Esta cuota de entrada, será la que esté en vigor en el ejercicio en que se solicite la admisión, quedando supeditada a la revisiones que en cada Asamblea General Ordinaria o Extraordinaria aprueben los asociados.                                                                                                                                                                                                                                             
Artículo 30.- Clases de Asociados                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                              Los asociados pueden ser:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         1. Fundadores, que serán aquellos que participen en el acto de constitución de la Asociación.                                2. Propietarios, que serán los que ingresen después de la constitución de la Asociación.                                         3. De Honor u honorarios, los que por su prestigio o por haber contribuido de modo relevante a la dignificación y desarrollo  de La Asociación, se hagan acreedores a tal distinción. El nombramiento de los asociados de honor corresponderá a la Asamblea General, a propuesta de la Junta Directiva.                             4.-Beneficiarios, se considerarán asociados beneficiarios los hijos de los asociados propietarios que formen parte de su unidad familiar, y que no tengan propia independencia económica.                                                                                                                                                                                                                                                       
   Artículo 31.- Derechos de los asociados fundadores y propietarios                                                                                                                                                                                                                                                                               Los asociados fundadores y propietarios tendrán los siguientes derechos: 
1. Asistir, participar y votar en las Asambleas generales.                                                                                                  2. Formar parte de los órganos de la Asociación.                                                                                                                3. Ser informados del desarrollo de las actividades de la entidad, de su situación patrimonial y de la identidad de los asociados.                                                                                                                                                       4. Participar en los actos de la Asociación.                                                                                                                           5. Conocer los estatutos, los reglamentos y normas de funcionamiento de la Asociación.                                     6. Consultar los libros de la Asociación, conforme a las normas que determinen su acceso a la documentación de la entidad.                                                                                                                                                                             7. Separarse libremente de la Asociación.                                                                                                                             8. Ser oído con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias contra él y a ser informado de los hechos que den lugar a tales medidas, debiendo ser motivado, en su caso, el acuerdo que imponga la sanción.   9. Impugnar los acuerdos de los órganos de la Asociación, cuando los estime contrarios a la Ley o a los Estatutos.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Los asociados beneficiarios tendrán los siguientes derechos:                                                                                                                                                                                                                                                                       Podrán concurrir a la Asociación únicamente para hacer uso de los servicios y actividades de la misma, sin que tengan derecho a participar en las Asambleas ni en los órganos de la Asociación. Los asociados propietarios serán responsables de la conducta de dichos asociados beneficiarios.                                                                                                                                                                                                                                                                   Artículo 32.- Obligaciones de los asociados fundadores y propietarios                                                                                                                                                                                                                                                                       Serán obligaciones de los asociados fundadores y propietarios:                                                                                                                                                                                                                                                                           1. Compartir las finalidades de la Asociación y colaborar para la consecución de las mismas.                               2. Pagar las cuotas, derramas y otras aportaciones que se determinen mediante acuerdo adoptado por la Asamblea General.                                                                                                                                                                     3. Cumplir el resto de obligaciones que resulten de las disposiciones estatutarias.                                                   4. Acatar y cumplir los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de gobierno y representación de la Asociación.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Artículo 33.- Asociados Honorarios                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Los asociados honorarios tienen derecho a participar en las actividades de la Asociación, así como a asistir a las Asambleas, con derecho a voz, pero no a voto.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    
Artículo 34.- Pérdida de la cualidad de asociado                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Se perderá la condición de asociado:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           1. Por voluntad del interesado, manifestada por escrito a la Junta Directiva.                                                             2. Por acuerdo adoptado por el órgano competente de la Asociación, conforme al régimen disciplinario establecido en el capítulo IV de estos Estatutos.                                                                                                                 3. Por el traspaso de su acción a cualquier beneficiario.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         CAPITULO IV- RÉGIMEN DISCIPLINARIO: INFRACCIONES, SANCIONES, PROCEDIMIENTO Y PRESCRIPCIÓN.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                  Artículo 35.- Normas generales                                                                                                                                                                                                                                                                                                         En el ejercicio de la potestad disciplinaria se respetarán los criterios de: la debida proporcionalidad con la gravedad de la infracción, atendiendo a la naturaleza de los hechos, las consecuencias de la infracción y la concurrencia de circunstancias atenuantes o agravantes, la inexistencia de doble sanción por los mismos hechos, la aplicación de los efectos retroactivos favorables y la prohibición de sancionar por infracciones no tipificadas con anterioridad al momento de su comisión.                                                                                                                                                                                                                                                                                                         La responsabilidad disciplinaria se extingue en todo caso por:                                                                                                                                                                                                                                                                                               1. El cumplimiento de la sanción.                                                                                                                                           2. La prescripción de la infracción.                                                                                                                                         3. La prescripción de la sanción.                                                                                                                                             4. El fallecimiento del infractor.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Para la imposición de las correspondientes sanciones disciplinarias se tendrán en cuenta las circunstancias agravantes de la reincidencia y atenuante de arrepentimiento espontáneo. Hay reincidencia cuando el autor de la falta hubiese sido sancionado anteriormente por cualquier infracción de igual gravedad, o por dos o más que lo fueran de menor. La reincidencia se entenderá producida en el transcurso de 1 año, contado a partir de la fecha en que se haya cometido la primera infracción.                                                                                                                                                                                                                                                                                                               Artículo 36.- Infracciones                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Las infracciones contra el buen orden social susceptibles de ser sancionadas se clasifican en leves, graves y muy graves.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 Artículo 37.- Infracciones Muy Graves                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Tienen la consideración de infracciones disciplinarias MUY GRAVES:                                                                                                                                                                                                                                                                                 1. Todas aquellas actuaciones que perjudiquen u obstaculicen la consecución de los fines de la Asociación, cuando tengan consideración de muy graves.                                                                                                                      2. El incumplimiento o las conductas contrarias a las disposiciones estatutarias y/o reglamentarias de la Asociación, cuando se consideren como muy graves.                                                                                                         3. El incumplimiento de los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de la Asociación, cuando se consideren muy graves.                                                                                                                                                             4. La protesta o actuaciones airadas y ofensivas que impidan la celebración de asambleas o reuniones de La Junta Directiva.                                                                                                                                                                          5. Participar, formular o escribir, mediante cualquier medio de comunicación social, manifestaciones que perjudiquen de forma muy grave la imagen de la Asociación.                                                                                          6. La usurpación ilegítima de atribuciones o competencias sin contar con la preceptiva autorización del órgano competente de la entidad.                                                                                                                                           7. Agredir, amenazar o insultar gravemente a cualquier asociado.                                                                                 8. La inducción o complicidad, plenamente probada, a cualquier asociado en la comisión de las faltas contempladas como muy graves.                                                                                                                                            9. El quebrantamiento de sanciones impuestas por falta grave o muy grave.                                                             10. Todas las infracciones tipificadas como leves o graves y cuyas consecuencias físicas, morales o económicas, plenamente probadas, sean consideradas como muy graves.                                                                  11. En general, las conductas contrarias al buen orden social, cuando se consideren muy graves.                                                                                                                                                                                                                                     Artículo 38.- Infracciones graves                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Son infracciones punibles dentro del orden social y serán consideradas como GRAVES:                                                                                                                                                                                                                                                 1. El quebrantamiento de sanciones impuestas por infracciones leves.                                                                         2. Participar, formular o escribir mediante cualquier medio de comunicación social, manifestaciones que perjudiquen de forma grave la imagen de la Asociación.                                                                                                   3. La inducción o complicidad, plenamente probada, de cualquier asociado en la comisión de cualquiera de las faltas contempladas como graves.                                                                                                                                    4. Todas las infracciones tipificadas como leves y cuyas consecuencias físicas, morales o económicas, plenamente probadas, sean consideradas graves.                                                                                                               5. La reiteración de una falta leve.                                                                                                                                          6. El incumplimiento o las conductas contrarias a las disposiciones estatutarias y/o reglamentarias de la Asociación, cuando se consideren como graves.                                                                                                                  7. El incumplimiento de los acuerdos válidamente adoptados por los órganos de la Asociación, cuando tengan la consideración de grave.                                                                                                                                           8. En general, las conductas contrarias al buen orden social, cuando se consideren como graves.                                                                                                                                                                                                                                       Artículo 39.- Infracciones Leves                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                      Se consideran infracciones disciplinarias LEVES:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   1. La falta de asistencia durante tres ocasiones a las asambleas generales, sin justificación alguna.                2. el impago de tres cuotas consecutivas, salvo que exista causa que lo justifique a criterio de la Junta Directiva.                                                                                                                                                                                      3. Todas aquellas conductas que impidan el correcto desarrollo de las actividades propias de la Asociación, cuando tengan la consideración de  leve.                                                                                                                              4. El maltrato de los bienes muebles o inmuebles de la Asociación.                                                                               5. Toda conducta incorrecta en las relaciones con los asociados.                                                                                 6. La inducción o complicidad, plenamente probada, de cualquier asociado en la comisión de las faltas contempladas como leves.                                                                                                                                                        7. El incumplimiento o las conductas contrarias a las disposiciones estatutarias y/o reglamentarias de la entidad , cuando se consideren como leves.                                                                                                                         8. En general, las conductas contrarias al buen orden social, cuando se consideren como leves.                                                                                                                                                                                                                                     Artículo 40.- Infracciones de los miembros de la Junta Directiva                                                                                                                                                                                                                                                                   Se consideran infracciones MUY GRAVES:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               1. La no convocatoria en los plazos y condiciones legales, de forma sistemática y reiterada, de los órganos de la Asociación.                                                                                                                                                                              2. La incorrecta utilización de los fondos de la entidad.                                                                                                    3. El abuso de autoridad y la usurpación ilegítima de atribuciones o competencias.                                                 4. La inactividad o dejación de funciones que suponga incumplimiento muy grave de sus deberes estatutarios y/o reglamentarios.                                                                                                                                                                5. La falta de asistencia, en tres ocasiones y sin causa justificada, a las reuniones de la Junta Directiva.                                                                                                                                                                                                                     Se consideran infracciones GRAVES:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           1. No facilitar a los asociados la documentación  de la entidad que por estos les sea requerida (estatutos, actas, normas de régimen interno, etc.).                                                                                                                               2. No facilitar el acceso de los asociados a la documentación de la entidad.                                                                 3. La inactividad o dejación de funciones cuando causen perjuicios de carácter grave al correcto funcionamiento de la entidad.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         Tienen la consideración de infracciones LEVES:                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       1. la inactividad o dejación de funciones, cuando no tengan la consideración de muy grave o grave.                     2. La no convocatoria de los órganos de la Asociación en los plazos y condiciones legales.                                     3. Las conductas o actuaciones contrarias al correcto funcionamiento de la Junta Directiva.                               4. La falta de asistencia a una reunión de la Junta Directiva, sin causa justificada.                                                                                                                                                                                                                                                                Artículo 41.- Sanciones                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Las sanciones susceptibles de aplicación por la comisión de infracciones muy graves, relacionadas en el artículo 37, serán la pérdida de la condición de asociado o la suspensión temporal en tal condición durante un periodo de un año a cuatro años, en adecuada proporción a la infracción cometida.
Las infracciones graves, relacionadas en el artículo 38, darán lugar a la suspensión temporal en la condición de asociado durante un periodo de un mes a un año.                                                                                                                                                                                                                                                                                                               La comisión de las infracciones de carácter leve dará lugar, por lo que a las relacionadas en el artículo 39 se refieren, a la amonestación o a la suspensión temporal del asociado por un periodo de 1 mes.   
 Las infracciones señaladas en el artículo 40 darán lugar, en el caso de las muy graves al cese en sus funciones de miembro de la Junta Directiva y, en su caso, a la inhabilitación para ocupar  nuevamente cargos en el órgano de gobierno, en el caso de las graves, el cese durante un periodo de un mes a un año, y si la infracción cometida tiene el carácter de leve en la amonestación o suspensión por el periodo de un mes.                                                                                                                                                                                                                          Artículo 42.- Procedimiento sancionador                                                                                                                                                                                                                                                                                                         Para la adopción de las sanciones señaladas en los artículos anteriores, se tramitará de un expediente disciplinario en el cual, de acuerdo con el artículo 31 de estos estatutos, el asociado tiene derecho a ser oído con carácter previo a la adopción de medidas disciplinarias contra él y a ser informado de los hechos que den lugar a tales medidas, debiendo ser motivado, en su caso, el acuerdo que imponga la sanción.                                                                                                                                                                                                                                     La instrucción de los procedimientos sancionadores corresponde a la Junta Directiva, nombrándose a tal efecto por esta, los miembros de la misma que tengan encomendada dicha función, caso de tramitarse expediente contra un miembro de la Junta Directiva éste no podrá formar parte del órgano instructor, debiendo abstenerse de intervenir y votar en la reunión de la Junta Directiva que decida la resolución provisional del mismo.                                                                                                                                                                   
 El órgano instructor de los procedimientos disciplinarios estará formado por un Presidente y un Secretario. El Presidente ordenará al Secretario la práctica de aquellas diligencias previas que estime oportunas al objeto de obtener la oportuna información sobre la comisión  de infracción por parte del asociado. A la vista de esta información la Junta Directiva podrá mandar archivar las actuaciones o acordar la incoación  de expediente disciplinario.                                                                                                                                                                                          
 En este último caso, el Secretario pasará al interesado un escrito en el que pondrá de manifiesto los cargos que se le imputan, a los que podrá contestar alegando en su defensa lo que estime oportuno en el plazo de 15 días, transcurridos los cuales, se pasará el asunto a la primera sesión de la Junta Directiva, la cual acordará lo que proceda, el acuerdo debe ser adoptado por la mayoría cualificada de los miembros de dicho órgano de representación.                                                                                                                                                                                      
 La resolución que se adopte tendrá carácter provisional. El asociado podrá formular recurso ante la Asamblea General en el plazo de quince días a contar desde el día siguiente a aquel en que reciba la resolución. De no formularse recurso en el plazo indicado, la resolución deviene firme. 
La Asamblea General, adoptará la resolución que proceda en relación con el expediente disciplinario o sancionador.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                        Artículo 43.- Prescripción                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Las infracciones prescribirán a los tres años, al año o al mes, según se trate de las muy graves, graves o leves, comenzándose a contar el plazo de prescripción al día siguiente a la comisión de la infracción.                              
El plazo de prescripción se interrumpirá por la iniciación del procedimiento sancionador, con conocimiento del interesado, pero si éste permaneciese paralizado durante un mes por causa no imputable al asociado, volverá a correr el plazo correspondiente.                                                                                                                                     
Las sanciones prescribirán a los tres años, al año o al mes, según se trate de las que correspondan a infracciones muy graves, graves o leves, comenzándose a contar el plazo de prescripción desde el día siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolución por la que se impuso la sanción.                                                                                                                                                                                                                                                CAPÍTULO V.- LIBROS Y DOCUMENTACIÓN                                                                                                                                                                                                                                                                                                             Artículo 44.- Libros y documentación contable                                                                                                                                                                                                                                                                                                             La Asociación dispondrá de un Libro de Registro de Asociados y de aquellos Libros de Contabilidad que permitan obtener la imagen fiel del patrimonio, del resultado y de la situación financiera de la entidad.                                                                                                                                                                                                                    Llevará también un libro de actas de las reuniones de la Asamblea General y de la Junta Directiva, en las que constarán, al menos:                                                                                                                                                                  1. Todos los acuerdos adoptados con expresión de los datos relativos a la convocatoria y a la constitución del órgano.                                                                                                                                                                                         2. Un resumen de los asuntos debatidos.                                                                                                                              3. Las intervenciones de las que se hayan solicitado constancia.                                                                                     4. Los acuerdos adoptados.                                                                                                                                                      5. Los resultados de las votaciones.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               Artículo 45.- Derecho de acceso a los libros y documentación                                                                                                                                                                                                                                                                               La Junta Directiva encargada de la custodia y llevanza de los libros, deberá tener a disposición de los asociados los libros y documentación de la entidad, facilitando el acceso por parte de los mismos.                                                                                                                                                                                                                               El derecho de acceso de los asociados a la documentación de la Asociación  (Libros contables, libros de actas y relación de asociados), se hará a través de La Junta Directiva, en los términos previstos en la Ley Orgánica 15/1999, del 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal. No obstante lo anterior, se deberá poner a disposición de los asociados copia de la documentación requerida o,en su defecto, se facilitará el acceso a la misma en el domicilio de la Asociación en el plazo máximo de quince días naturales desde la presentación de la solicitud por parte del asociado.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   De los derechos adoptados en Junta General y Junta Directiva se dará cuenta, a través del tablón de anuncios de la Asociación o mediante cualquier otro medio que permita su conocimiento a todos los asociados.                                                                                                                         
CAPÍTULO VI.- RÉGIMEN ECONÓMICO                                                                                                                                                                                                                                                                                                           Artículo 46.- Patrimonio Inicial                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             La Asociación cuenta con un patrimonio inicial de 800.000,000 euros.                                                                                                                                                                                                                                                                             Artículo 47.- Ejercicio económico                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         El ejercicio económico será anual y su cierre tendrá lugar el 31 de diciembre de cada año.                                                                                                                                                                                                                                             Artículo 48.- Recursos económicos                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Constituirán los recursos económicos de la Asociación:                                                                                                                                                                                                                                                                                                           1. Las cuotas de los miembros, periódicas o extraordinarias.                                                                                          2. Las aportaciones, subvenciones, donaciones a título gratuito, herencias y legados recibidos.                          3. Bienes muebles e inmuebles.                                                                                                                                               4. Cualquier otro recurso lícito.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       CAPÍTULO VII.- MODIFICACIÓN DE ESTATUTOS Y NORMAS DE RÉGIMEN INTERNO.                                                                                                                                                                                                           Artículo 49.- Modificación de Estatutos                                                                                                                                                                                                                                                                                                             Los Estatutos de la Asociación podrán ser modificados cuando resulte conveniente a los intereses de la misma, por acuerdo de la asamblea general convocada específicamente al efecto.                                                     El acuerdo de modificar los estatutos requiere mayoría cualificada de los asociados presentes o representados.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Artículo 50.- Normas de Régimen Interno.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Los presentes estatutos podrán ser desarrollados mediante normas de régimen interno, aprobadas por acuerdo de la Asamblea general por mayoría simple de los asociados presentes o representados.    
En la Asociación podrá haber un Administrador-Conserje, si fuera necesario, y los empleados que a juicio de La Junta Directiva, sean indispensables para su correcto funcionamiento y mantenimiento.                             Los asociados no tendrán relación directa ni con el Administrador-Conserje ni con los empleados. Tanto el Administrador-Conserje como el resto del personal de la Asociación, estará bajo la supervisión del Secretario, que será el responsable de las actividades y trabajos de los mismos. El Secretario deberá establecer los requisitos que debe reunir cualquier persona como candidato a ocupar cualquier puesto de trabajo en las instalaciones. Realizando la selección adecuada y proponer, definitivamente, a la Presidencia que, dará su Vº,Bº.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                             El Administrador-Conserje es el empleado de la Asociación que tiene encomendadas las siguientes funciones:                                                                                                                                                                                     1. Las de información en los accesos, custodia y comprobación del estado y funcionamiento de instalaciones, y de gestión auxiliar de la Asociación.                                                                                                                                   2. En general, la comprobación y control del estado de las instalaciones de la Asociación, para garantizar su funcionamiento y seguridad física.                                                                                                                                         3. El control de tránsito en zonas reservadas o de circulación restringida en el interior de la Asociación.           4. Las tareas de recepción, comprobación de visitantes y orientación de los mismos, así como las de control de  entradas, documentación o carnets privados de la Asociación.                                                                                 5. De recoger las quejas y sugerencias que los asociados le hagan por escrito y trasladar las mismas a la Junta Directiva para su conocimiento. Y dar las oportunas indicaciones a los asociados y demás personas que visiten las instalaciones de La Asociación sobre el cumplimiento de las presentes normas estatutarias. Asimismo el Administrador-Conserje está facultado para indicar al asociado o visitante de la Asociación que debe cumplir las presentes normas, y advertir al mismo que en caso de persistencia en su actitud dará cuenta a la Junta Directiva mediante informe de los posibles incumplimientos, para su conocimiento y efecto. Finalmente en caso de desordenes públicos está facultado para solicitar auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para mantener la paz y orden social dentro de las instalaciones de la Asociación, en caso de ausencia de miembros de la Junta Directiva.                                                                                                                                                                                                                                                                                                               CAPITULO VIII.- DISOLUCIÓN DE LA ASOCIACIÓN.                                                                                                                                                                                                                                                                                 Artículo 51.- Causas                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   La Asociación puede disolverse:                                                                                                                                             1. Por Sentencia judicial firme.                                                                                                                                                2. Por acuerdo de La Asamblea General Extraordinaria.                                                                                                   3. Por las causas determinadas en el artículo 39 del Código Civil.                                                                                                                                                                                                                                                                                         Artículo 52.- Comisión Liquidadora                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Acordada la disolución, La Asamblea General Extraordinaria designará a una Comisión Liquidadora.       Corresponde a los miembros de esta Comisión Liquidadora:                                                                                         1.Velar por la integridad del patrimonio de la Asociación.                                                                                                2. Concluir las operaciones pendientes y efectuar las nuevas, que sean precisas para la liquidación.                 3. Cobrar los créditos de la entidad.                                                                                                                                       4. Liquidar el patrimonio y pagar a los acreedores.                                                                                                            5. Aplicar los bienes sobrantes a los fines previstos en los presentes Estatutos.                                                         6. Solicitar la cancelación de los asientos en el Registro de Asociaciones.                                                                                                                                                                                                                                                                                 DISPOSICIÓN FINAL.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     Los presentes Estatutos aprobados el día 18 de marzo de 2009.